Diferente.

No se si alguna vez os habréis encontrado con una persona que os transmite una sensación diferente a la del resto. No me refiero a esa sensación de perfección por la que luego te enamoras, sino a una  distinta. Es como si cada persona tuviera una energía diferente a las demás pero todas fueran parecidas entre sí, y de repente llegara una persona con la que sintieras que todo cambia.

Sentí una inminente y enorme seguridad al hablarle, como si supiera que nunca me iba a mirar con una mala cara y que siempre iba a estar dispuesto a escuchar cualquier cosa, incluso tonterías. Se me hizo tan rara la situación que no supe lo que estaba pasando. Era capaz de calmar a cualquiera con solo una mirada.

Os voy a contar una pequeña anécdota para que os hagáis la idea: Mi perra le tiene mucho miedo al agua y cada vez que la baño se pone muy nerviosa; tanto que empieza a respirar muy rápido. Bueno, pues ésta persona fue capaz de tranquilizarla en unos pocos segundos solo tocándola y mirándole a los ojos. Llevo poco más de 5 años con esta perrita y en la vida había sido yo capaz de calmarla de esa manera. Si ya pensaba que él era especial, después de esto que os he contado lo tenía clarísimo.

Siempre he tenido la sensación de que las personas pueden estar a tu lado en cierto momento pero que algún día por cualquier razón dejarán de estarlo. Ésta persona hizo que mi punto de vista sobre ello cambiara. Es una de esas personas que tienen la mirada limpia, y con esto quiero decir que se le ve la pureza en los ojos. Otra de las cosas que hacen que sienta esa sensación de serenidad cada vez que le veo es su voz. Tiene una voz suave, como cuando un arco acaricia las cuerdas del contrabajo. Cuando me envuelve en uno de sus abrazos siento una sensación más profundo que cuando me abraza cualquier otra persona. Todo ello hace que cuando estoy con él me adentre en una burbuja en la que me puedo evadir del exterior. Se acabaron los problemas, las preocupaciones, TODO. Mi cuerpo está equilibrado y en paz.

Si tuviera que describir todo esto visualmente se asemejaría a una comparación de colores. Dado que cada color nos transmite una sensación diferente, se podría decir que en un mundo de espectros azules él sería el verde.

Probablemente algunos de vosotros habréis conocido a alguien así y entenderéis de lo que os hablo, pero otros estaréis perdidos con todo esto y no entenderéis nada de lo que os acabo de contar. Ojalá todos encontráramos alguien así y lo mantuviéramos toda la vida, porque os prometo que es tan especial que merece la pena vivirlo.